que-es-y-para-que-sirve-la-inteligencia-artificial

¿Qué es y para qué sirve la inteligencia artificial?

En este artículo de I am Jarviis hablaremos sobre qué es y para qué sirve la inteligencia artificial. Se hará un resumen de sus características e implicaciones, para tener una idea de lo revolucionario de este avance. Este dejó de pertenecer a la fantasía. Es una realidad presente en la vida cotidiana de las personas y cada vez abarca más aspectos. Todo está atravesado por el desarrollo de tecnología que busca imitar el actuar de los humanos.

¿Qué es la inteligencia artificial?

En el comienzo de la creación del término, se refería a la elaboración de programas de inteligencia artificial (IA) destinados a la solución de problemas simples y simbólicos. Hoy en día se puede decir es la ciencia dedicada al entrenamiento de máquinas para realizar tareas humanas.

Este entrenamiento se realiza creando algoritmos que buscan imitar el razonamiento humano en una situación determinada. Es por esto que siempre está la intervención humana detrás, y aún no se puede hablar de una inteligencia propia.

La inteligencia artificial nos rodea. Está presente en muchos de los dispositivos de uso cotidiano. Pero no se debe confundir con los programas informáticos.

Ellos indican a la máquina qué debe hacer o cómo reaccionar ante tal eventualidad. En cambio, la inteligencia artificial supone la entrada de algunos datos y algoritmos, dejando a la máquina llegar a la conclusión por sí misma.

En este sentido, funciona igual que las personas. Que adquieren progresivamente ciertas habilidades, comportamientos y reacciones. No nacen sabiéndolo todo, sino que deben aprender a base de ensayo y error. Lo mismo ocurre con la inteligencia artificial.

¿Quién acuñó el término inteligencia artificial?

John McCarthy, un científico estadounidense es conocido como uno de los padres fundadores de la inteligencia artificial. Él junto con Alan Turing, Marvin Minsky, Allen Newell y Herbert A.Simon desarrollaron esta tecnología en sus inicios.

El que acuñó el término inteligencia artificial fue McCarthy. Lo hizo en 1955. Él mismo organizó una conferencia en 1956, en Dartmouth que comenzó este campo de investigación.

El matemático Alan Turing ya había hecho algunos descubrimientos sobre este tema, el hablaba de “la máquina pensadora”, “thinking machine” en inglés.

Post relacionado  Mi estilista personal es un BOT

analisis de datos

Proceso de aprendizaje de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial debe aprender para poder realizar una tarea. Es necesario mostrarle lo que tiene que distinguir y clasificar, para poder interactuar con esa información.

Luego, tendrá que entrenarse, dándole información verdadera junto con información irrelevante. De esta manera irá perfeccionando la habilidad de reconocer los elementos que necesita para su trabajo. Es un proceso que conlleva también ensayo y error.

Finalmente, después de aprender y entrenarse, la inteligencia artificial ya puede ser capaz de realizar tareas por sí sola. Esto implica que se le brinde todo tipo de información, y ella sea capaz de separar la información valiosa y relevante de la que no lo es.

Esta es la forma en que una IA adquiere la habilidad para la que fue creada. De esta manera puede brindar un servicio en tareas que son repetitivas o que implican el manejo de una cantidad de información muy grande.

Se puede establecer un ciclo de vida del aprendizaje artificial, que tendría esta estructura:

  1. Problema o incógnita.
  2. Recolección de datos.
  3. Entrenamiento del algoritmo.
  4. Ensayo de respuesta.
  5. Recolección de resultados.
  6. Utilización del resultado para un nuevo ciclo de aprendizaje.

¿Para qué sirve la inteligencia artificial?

Una vez que se comprende (aunque de manera muy simplificada) la naturaleza de la inteligencia artificial, se puede vislumbrar el amplio espectro de aplicaciones que posee. Teniendo en cuenta que implica conseguir la ejecución de tareas que desempeñan los humanos por parte de una máquina, la finalidad de esto es simplificar nuestra vida.

Si se quisiera comparar, sería incluso tan importante como la aparición de la informática. A continuación, se mencionamos algunos ejemplos de para qué se utiliza la inteligencia artificial, para poder apreciar la revolución que significa.

Aplicación de la inteligencia artificial en la medicina

Con la aplicación de la IA a la medicina, se pueden obtener lecturas de estudios de imágenes teniendo en cuenta las características del paciente. Mediante el entrenamiento, se puede desarrollar la capacidad de detectar anomalías, diagnósticos tempranos de enfermedades, etc.

Post relacionado  La IA en España, tiene oportunidad en Talento y Dinero

También los asistentes personales de salud actúan como asesores. Ayudan a recordar las dosis de medicamentos, la falta de ejercicio físico, tiempo de descanso. Detectan síntomas de enfermedad. Todo esto mediante la identificación de la persona y sus hábitos de salud cotidianos.

Se podría hablar de un futuro con enfermeras robóticas. Que se encarguen de los cuidados básicos que sean factibles de automatizar.

Otra aplicación interesante es el desarrollo de fármacos. Con la cantidad enorme de información que implica, se puede ver lo obvio del avance que supone la utilización de inteligencia artificial en la búsqueda de nuevos medicamentos.

Durante la aparición del ébola se utilizó inteligencia artificial para encontrar dos medicamentos que producían un efecto retardado en un solo día. Antes, un proyecto similar hubiera demandado meses, o años. Se salvaron muchas vidas con esta aplicación de la IA.

Aplicación de la inteligencia artificial en la manufactura

Otra respuesta a para qué sirve la inteligencia artificial es su aplicación en la industria manufacturera. Desde hace tiempo esta logra beneficiarse del amplio abanico de usos de esta tecnología.

Si pensamos en el diseño de los productos, las mejoras que pueden realizarse mediante el análisis de datos son impresionantes. Se logran mejores resultados, más adaptados a la finalidad para la que fueron ideados. Esto debido a la mayor cantidad de pruebas que se pueden realizar utilizando inteligencia artificial.

El mantenimiento de la maquinaria especializada es fundamental para alargar la vida útil. Y también para abaratar costes en la producción. Esto se puede optimizar fácilmente con los usos de la inteligencia artificial en el sector. A través de mediciones y estadísticas se logra, por ejemplo, el reemplazo de partes desgastadas antes de presentar una avería más grave.

Aplicación de la inteligencia artificial en el retail

Las compras en línea son un campo de aplicación perfecto para la inteligencia artificial. Con su uso se logra que nuestra experiencia de compra sea cada vez más personalizada.

De acuerdo a las búsquedas anteriores, se muestran resultados adaptados a los intereses y gustos del consumidor. Esto denota que detrás de una tienda virtual, la IA está analizando los datos de la intención de consumo y compras previas.

Post relacionado  Inteligencia artificial: Ventajas y desventajas de su uso

Para los vendedores también supone una solución que sea la inteligencia artificial la que gestione el inventario de los productos. Así como su disposición en la tienda virtual.

robots ia

Límites éticos de la inteligencia artificial

Son incontables las aplicaciones prácticas de la inteligencia artificial. Estas pueden beneficiar y hacer más fácil la vida de las personas. Lo enumerado es sólo una pequeña muestra.

Pero, como cualquier avance tecnológico, depende de sus desarrolladores y los encargados de su supervisión si su uso será ético o no. Un ejemplo de ello lo vemos en la energía nuclear. Esta trajo muchos avances y también se usó con los fines equivocados.

Por este motivo, al ver la posibilidad de ser usada con fines poco éticos, se han establecido límites para el desarrollo de la inteligencia artificial. Concluimos este artículo sobre qué es y para qué sirve la inteligencia artificial con un ejemplo de cómo se busca regular el avance tecnológico dándole unas bases de carácter moral.

Las seis leyes de la robótica propuestas por el parlamento europeo

  1. Los robots deberán poder apagarse ante una emergencia. Es decir, debe existir la posibilidad de anular su funcionamiento si es necesario.
  2. No podrán hacer daño a los seres humanos. Ya que el fin de la robótica es el bienestar de la humanidad, no dañarla con sus creaciones.
  3. No debe haber relaciones emocionales entre robots y humanos.
  4. Es obligatorio tener un seguro. Sobre todo, pensando en las maquinarias más grandes, para que sus dueños sean quienes asuman los costes en caso de daños y perjuicios.
  5. Debe haber una clasificación legal para sus acciones y derechos.
  6. Tributarán a la seguridad social. La finalidad de esto es compensar a las personas que puedan verse desempleadas por el uso de la inteligencia artificial.

Ya sabes qué es y para qué sirve la inteligencia artificial, como expertos en el tema recomendamos cursos sobre IA. Son una buena opción para formarse sobre este tema.

24-industries-disrupted-by-ai-infographic

Fuente infografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Leer entrada anterior
10-aplicaciones-de-inteligencia-artificial-impresc_o
10 aplicaciones de inteligencia artificial imprescindibles en tu smartphone 2020

Conoce 10 apps de AI que deberías descargar en tu móvil este año. Serán de mucha ayuda en tu día...

Cerrar