Inteligencia Artificial para predecir crisis corporativas

Una de las más recientes novedades de la Inteligencia Artificial la podemos encontrar en el campo de la geopolítica, donde su uso será clave en el campo bélico y en el equilibro entre las potencias mundiales. Estados Unidos lo sabe, y por ello su apuesta por la Inteligencia Artificial ha venido de la mano de enormes inversiones en los últimos años.

La más reciente ha sido la propuesta de DARPA, agencia del Pentágono encargada del diseño y desarrollo de proyectos tecnológicos a gran escala. Prácticamente todas las patentes de tecnologías que hoy utilizamos provienen de este organismo, y su última aportación es el Proyecto Kairos (knowledge-directed artificial intelligence reasoning over schemas), cuyo objetivo es desarrollar una herramienta de Inteligencia Artificial avanzada capaz de predecir golpes de estado, revoluciones o crisis financieras.

Según explican sus responsables, este tipo de sucesos tienen un impacto tal en la sociedad, que pueden provocar una cadena de acontecimientos mundiales de gran calado. Dicho de otro modo, una grave crisis económica es el resultado de otras pequeñas situaciones o fenómenos que han llevado a un escenario de gran impacto y peores consecuencias.

Por ello, el objetivo de este nuevo proyecto es comprender y razonar, a través de los datos, la información de cada uno de los fenómenos que puedan producirse para anticiparse a los que vendrán después.

Post relacionado  Arte creado con IA: cómo la inteligencia artificial consigue ya crear cuadros y dibujos

Resultado de imagen de proyecto kairos gobierno estados unidos

El esquema de datos de Kairos y la Inteligencia Artificial

Esta es la premisa fundamental en la que se basa la propuesta del Pentágono: trabajar a base de esquemas de datos que ayudan a dibujar correlaciones entre las diferentes informaciones, con el fin de descubrir entre infinitos datos las conexiones y patrones importantes que son imposibles de capturar con los sistemas tecnológicos actuales.

Estos esquemas fueron definidos por primera vez en 1923 por Jean Piaget, un científico cognitivo que habló de ellos como unidades de conocimiento que los humanos emplean para dar sentido a los eventos, organizándolos en estructuras narrativas comunes. Es decir, cualquier acto que realizamos es consecuencia de otros: si vamos a una tienda a adquirir un producto, este proceso implica un esquema de transición de compra compuesto por un conjunto de acciones (pago), roles (comprador, vendedor) y restricciones temporales (los artículos se escanean y luego se intercambian los pagos).

Bajo este paradigma se ha creado Kairos, diseñado para convertirse de un programa de razonamiento basado en los esquemas de datos de la IA. Su fin es la creación de una máquina que permita un razonamiento contextual y temporal sobre eventos complejos del mundo real. Gracias a esta lógica, puede generar una comprensión procesable de los eventos y predecir cómo se desarrollarán, es decir, permitirá el desarrollo de un sistema semiautomático capaz de identificar correlaciones entre datos aparentemente no relacionados, ayudando así a informar sobre el mundo que nos rodea y los futuros acontecimientos que tendrán lugar.

Post relacionado  Digital Single Market: la veloz revolución industrial que está sustituyendo a la neurona.

Predecir golpes de estado, revoluciones o crisis financieras

El objetivo que se persigue con Kairos es la creación de un sistema de machine learning capaz de analizar los eventos y noticias que cada día invaden los medios de comunicación e internet, para encontrar un gran esquema común con el que interpretar la actualidad y predecir el futuro.

De hecho, a intención concreta del gobierno estadounidense con este proyecto es minimizar al máximo la arbitrariedad y el margen de error de los informes de analistas políticos, militares y económicos, poniendo en sus manos una tecnología que averigüe con anticipación la próxima crisis en los mercados financieros, un golpe de estado o una revuelta popular.

Y es que una rápida identificación de los acontecimientos supone un menor tiempo de reacción y de respuesta, y es un aspecto fundamental para que los sistemas de seguridad mundial funcionen. Por ello, el fin de toda la recogida de datos de esta tecnología es informar a tiempo a los organismos implicados. Por ejemplo, si Kairos detecta que se va a producir un ataque de Estado en base a todas las informaciones que ha recogido, avisará a las instituciones gubernamentales para pueden prepararse con tiempo y evitar dicha situación.

De momento, el proyecto Kairos se encuentra aún en su etapa teórica, pero antes de la implantación, sus desarrolladores ya han explicado que trabajará en dos fases. En la primera de ellas, el sistema asimilará una gran cantidad de información, multimedia y multilingüe, con la que creará una biblioteca de esquemas básicos. Después, los algoritmos se probarán con la información que se encuentre en circulación, con el fin de reconducir los diferentes datos dentro de unos patrones predefinidos.

Post relacionado  El Pepito Grillo que evitará que la inteligencia artificial aprenda de las personas a ser malvada

Esta y otras propuestas forman parte de la American AI Initiative, una orden ejecutiva que Donald Trump ha firmado con las agencias federales de Estados Unidos, para que se dediquen más recursos a la investigación de tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial.

 

Publicado por: Marco López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Leer entrada anterior
Alexa cuando la IA nos aísla

Comencemos visualizando el crecimiento de los asistentes virtuales de voz

Cerrar