El Vaticano se une a IBM y Microsoft para velar por los principios de la Inteligencia Artificial

Cada vez más la Inteligencia Artificial se encuentra involucrada en nuestro día a día, por ello, la Pontificia Academia de la Vida ha considerado clave establecer unos principios que aseguren que la penetración de la Inteligencia Artificial en nuestra sociedad no suponga una violación de los derechos humanos.

A grandes rasgos, la Inteligencia Artificial nos aporta una nueva oportunidad de evolución, tanto a nivel industrial como a un nivel más personal, incluso dentro del ámbito familiar. Pero es entonces, cuando entra en juego la condición de libertad y dignidad, derechos humanos claves que la Academia pretende garantizar y proteger del riesgo al que se puedan exponer ante la introducción de mecanismos de Inteligencia Artificial.

 

Microsoft, IBM y el Parlamento Europeo comprometidos con la Pontificia Academia de la Vida

 

En este evento no se han encontrado únicamente participantes del Vaticano. Los altos representantes de las empresas líderes en tecnología, Microsoft e IBM, han sido partícipes de las jornadas. 

Para sellar dicho compromiso, la Academia ha redactado el acuerdo “Rome Call for Al Ethics” que ha sido firmado tanto por el presidente de Microsoft, Brad Smith, como el vicepresidente ejecutivo de IBM, John Kelly III.

Por supuesto, toda esta iniciativa cuenta con el apoyo del Parlamento Europeo, cuyo presidente, David Sassoli, también rubricó el acuerdo para salvaguardar el enfoque humano de la Inteligencia Artificial. 

Post relacionado  El gran poder de la inteligencia artificial conlleva una gran responsabilidad.

Ante estos participantes, la única ausencia fue la del Papa Francisco, por motivos de salud. A pesar de ello, su mensaje de unión de los expertos en tecnología informática y los miembros de la Pontificia Academia para la Vida para desarrollar los principios de una ética de la Inteligencia Artificial, fue escuchado durante las jornadas.

 

“Rome Call For AI Ethics”

 

El 28 de febrero, coincidiendo con el fin de las jornadas de 2020, tuvo lugar la firma del acuerdo “Rome Call for AI Ethics” desarrollado por la Pontificia Academia para la Vida.

No se trata de un documento oficial de la Academia, si no de “un documento de compromisos compartidos” en el que son propuestas varias directrices hacia la construcción de una ética de la Inteligencia Artificial, “con el enfoque no en la tecnología, sino más bien en la humanidad y el medio ambiente”.

Este acuerdo, que “expresa el deseo de trabajar juntos, tanto a nivel nacional como internacional”, se encuentra estructurado en tres capítulos que recogen los principales puntos de actuación: ética, derecho y educación.

Basados en estos capítulos, se derivan una serie de principios a cumplir para el correcto desempeño de las actividades relacionadas con la Inteligencia Artificial:

  1. Transparencia: en principio, los sistemas de IA deben ser explicables.

  2. Inclusión: las necesidades de todos los seres humanos deben tenerse en cuenta para que todos puedan beneficiarse, y se le pueda ofrecer las mejores condiciones posibles para que puedan expresarse y desarrollarse.

  3. Responsabilidad: quienes diseñan e implementan el uso de IA deben proceder con responsabilidad y transparencia.

  4. Imparcialidad: no crear ni actuar de acuerdo con prejuicios, salvaguardando así la equidad y la dignidad humana.

  5. Confiabilidad: los sistemas de IA deben poder funcionar de manera confiable.

  6. Seguridad y privacidad: los sistemas de inteligencia artificial deben funcionar de forma segura y respetar la privacidad de los usuarios.

Post relacionado  ¿Y si la Inteligencia Artificial te salvara la vida?

 

La ética de la Inteligencia Artificial en España

 

Actualmente, la adopción de la Inteligencia Artificial en España se encuentra estancada.

El principal problema que se encuentra en nuestro país a la hora de introducir IA en el mundo laboral, es el miedo a la desaparición de millones de puestos de trabajo. Es por ello que España trabaja ya en impulsar un cambio en la economía para solventar estos problemas.

A pesar de estas reticencias, España es un país a la vanguardia de la innovación donde se originan expertos en Inteligencia Artificial, capaces de crear tecnologías innovadoras como Guard, creado por el español Javier Ramírez.

 

Publicado por: Clara Salgado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Leer entrada anterior
¿Cómo está ayudando la inteligencia artificial en la lucha contra el cambio climático?

Más allá de los pronósticos, la inteligencia artificial es una poderosa herramienta de descarbonización (reducción de emisiones de carbono, sobre...

Cerrar